Loading...
Emilia 2018-09-30T19:19:23+00:00

Project Description

ENTRE LA VIDA Y LA MUERTE

Emilia perdió a su madre por culpa de las prácticas de la industria de la explotación animal. Una familia de buen corazón en Lontué, cerca de Curicó, la ayudó y nos contactó para que la fuéramos a rescatar. Eran las 23:00 hrs, y nos quedaban por lo menos dos horas y media de viaje para llegar a casa. Al cabo de unos minutos de viaje decidimos detenernos a contar su historia. Estaba tan mal, que temíamos que si no lo hacíamos ese momento, quizá nunca nadie la iba a escuchar jamás.

A primera hora del día siguiente la llevamos al veterinario. Al volver a la zona de cuidados especiales 2, actualizamos:

“Llevamos casi un día de tratamiento antibiótico, antipiréticos y terapia de fluidos, y sigue muy débil. Quiere pasar acostadita en su camita y con su manta todo el día, durmiendo para reponer el agotamiento y el miedo que su pequeño cuerpo y su cabecita de niña recién nacida padeció”

¡EMILIA LO LOGRA!

A cinco días de su llegada, Marisol tenía una importante noticia que contarle a todos quienes estaban preocupados por la pequeñita.

Los rescates, viajes y primeros cuidados son muy intensos. Pero lo que muchas personas no saben, es que lo que viene después sigue siendo igual de intenso. Un ejemplo de ello es que los bebés rumiantes necesitan tomar biberón cada dos horas durante sus primeras semanas de vida ¡Incluso en la madrugada!

LAS SECUELAS DE SU PASADO

Al terminar su primer tratamiento antibiótico, ocurrió algo completamente inesperado. Su respiración no se normalizó. Seguía siendo muy abdominal, muy rápida y con ruido pulmonar. Ante su debilidad, un virus que se encuentra en planteles ovinos, que seguramente traía desde donde fue rescatada, atacó sus encías. Hace semanas que Emilia vivía en el santuario, pero aún enfrentaba a diario las secuelas de su cruel pasado.

“(…)Sin embargo, a pesar de su buen humor y estado emocional, aún sigue respirando algo extraño y sus encías sangran, lo que no es normal, por lo que hoy vendrá su veterinaria y tomaremos una serie de exámenes para descartar que tenga un problema grave sin detectar y ver cómo podemos ayudarla a estar mejor.”

Las radiografías fueron vitales para conocer la magnitud del daño pulmonar de Emilia, y un cultivo de secreción bronquial con antibiograma, nos ayudaron a saber a qué antibiótico era resistente la infección que tenía.

“Luego de dos semanas de tratamientos y controles, tanto la bronquitis como la infección en sus encías han remitido casi por completo. Emilia ya puede vivir sin sentir que el aire le falta ni que su boquita le duele. Después de haber sobrevivido la separación, la soledad, la debilidad y la enfermedad, nos emociona que por fin Emilia haya encontrado el camino hacia la salud, nos alegra que se haya aferrado con fuerza a su nueva vida, a sus nuevos amigos, y que empiece a sentir, por primera vez, la alegría de vivir.” 

ENCONTRANDO UNA FAMILIA

Uno de los trabajos más importantes de Marisol, es ser la figura materna de los rescatados. Ella les enseña a confiar, susurrándole a sus corazones tristes con el lenguaje universal del amor. El amor de una figura materna es el comienzo para sanar su emocionalidad fracturada por la crueldad, por el abandono y la separación.

Partiendo con un corazón sano y sin miedo, Emilia descubrió rápidamente la amistad de Mini Amandita, Don Julio y Domingo. Sin embargo, fueron estos dos últimos con quienes profundizó su vínculo, y pasaron a ser los pilares fundamentales de su vida.

PASITOS HACIA EL FUTURO

Hasta que llegó el día en que Emilia egresó de la zona de cuidados especiales, junto a Don Julio y Domingo. Sintiéndose protegida y en familia, vivió la transición de forma suave y positiva. En este vídeo, se ve cómo los tres se cuidan, acompañan y protegen. Primero aparece Don Julio, luego Domingo y al final Emilia 🙂

AMADRINA

Madrinas y padrinos son el corazón del Santuario. Porque es gracias a su solidaridad y gran corazón que este refugio ha podido seguir rescatando animales, darle los mejores cuidados y contar sus historias de vida para promover el respeto y la compasión.

AMADRINA
Bitnami