Loading...
Vivir sin dañar a los demás animales

La mayoría de los habitantes que viven en el santuario han sido rescatados de la industria de la alimentación. Cada uno de ellos, fue una víctima que tuvo una historia de sufrimiento y que estaba destinado a morir en un matadero, indefensa e incapaz de alzar su voz para protegerse. Cada uno de ellos, es un ser único que tiene emociones, intereses y ganas de vivir, al igual que nosotros.

Un santuario para animales considerados “de granja” existe porque nosotros consumimos productos de origen animal. Para que podamos comprar carne, leche o huevos, millones de animales tienen que ser privados de sus vidas y obligados a sufrir en reclusión.

Mientras sigamos viendo a los demás animales como comida y pensando que existen para satisfacer nuestras necesidades, ellos jamás podrán ser tratados con respeto ni vivir una vida digna, ya que sus intereses siempre estarán por debajo de los nuestros. Es por esto que la única forma real de respetar y no dañar a los demás animales, es dejar de utilizarlos para nuestros fines.

El veganismo consiste en vivir sin dañar a los demás animales. Ser vegano significa dejar de explotarlos y de abusar de ellos de cualquier otra forma. Significa dejar de contribuir a su sufrimiento. Significa llevar a la práctica el respeto que merece cualquier ser con la capacidad de sentir.

 

Vivir sin dañar a los demás animales

La mayoría de los habitantes que viven en el santuario han sido rescatados de la industria de la alimentación. Cada uno de ellos, fue una víctima que tuvo una historia de sufrimiento y que estaba destinado a morir en un matadero, indefensa e incapaz de alzar su voz para protegerse. Cada uno de ellos, es un ser único que tiene emociones, intereses y ganas de vivir, al igual que nosotros.

Un santuario para animales considerados “de granja” existe porque nosotros consumimos productos de origen animal. Para que podamos comprar carne, leche o huevos, millones de animales tienen que ser privados de sus vidas y obligados a sufrir en reclusión.

Mientras sigamos viendo a los demás animales como comida y pensando que existen para satisfacer nuestras necesidades, ellos jamás podrán ser tratados con respeto ni vivir una vida digna, ya que sus intereses siempre estarán por debajo de los nuestros. Es por esto que la única forma real de respetar y no dañar a los demás animales, es dejar de utilizarlos para nuestros fines.

El veganismo consiste en vivir sin dañar a los demás animales. Ser vegano significa dejar de explotarlos y de abusar de ellos de cualquier otra forma. Significa dejar de contribuir a su sufrimiento. Significa llevar a la práctica el respeto que merece cualquier ser con la capacidad de sentir.

 

Vivir sin dañar a los demás animales

La mayoría de los habitantes que viven en el santuario han sido rescatados de la industria de la alimentación. Cada uno de ellos, fue una víctima que tuvo una historia de sufrimiento y que estaba destinado a morir en un matadero, indefensa e incapaz de alzar su voz para protegerse. Cada uno de ellos, es un ser único que tiene emociones, intereses y ganas de vivir, al igual que nosotros.

Un santuario para animales considerados “de granja” existe porque nosotros consumimos productos de origen animal. Para que podamos comprar carne, leche o huevos, millones de animales tienen que ser privados de sus vidas y obligados a sufrir en reclusión.

Mientras sigamos viendo a los demás animales como comida y pensando que existen para satisfacer nuestras necesidades, ellos jamás podrán ser tratados con respeto ni vivir una vida digna, ya que sus intereses siempre estarán por debajo de los nuestros. Es por esto que la única forma real de respetar y no dañar a los demás animales, es dejar de utilizarlos para nuestros fines.

El veganismo consiste en vivir sin dañar a los demás animales. Ser vegano significa dejar de explotarlos y de abusar de ellos de cualquier otra forma. Significa dejar de contribuir a su sufrimiento. Significa llevar a la práctica el respeto que merece cualquier ser con la capacidad de sentir.

 

Vivir sin dañar a los demás animales

La mayoría de los habitantes que viven en el santuario han sido rescatados de la industria de la alimentación. Cada uno de ellos, fue una víctima que tuvo una historia de sufrimiento y que estaba destinado a morir en un matadero, indefensa e incapaz de alzar su voz para protegerse. Cada uno de ellos, es un ser único que tiene emociones, intereses y ganas de vivir, al igual que nosotros.

Un santuario para animales considerados “de granja” existe porque nosotros consumimos productos de origen animal. Para que podamos comprar carne, leche o huevos, millones de animales tienen que ser privados de sus vidas y obligados a sufrir en reclusión.

Mientras sigamos viendo a los demás animales como comida y pensando que existen para satisfacer nuestras necesidades, ellos jamás podrán ser tratados con respeto ni vivir una vida digna, ya que sus intereses siempre estarán por debajo de los nuestros. Es por esto que la única forma real de respetar y no dañar a los demás animales, es dejar de utilizarlos para nuestros fines.

El veganismo consiste en vivir sin dañar a los demás animales. Ser vegano significa dejar de explotarlos y de abusar de ellos de cualquier otra forma. Significa dejar de contribuir a su sufrimiento. Significa llevar a la práctica el respeto que merece cualquier ser con la capacidad de sentir.

2017-04-29T13:09:38+00:00